¡Compartir es conocimiento!

A ti, por cuidarme desde que no era más que una mancha borrosa en una ecografía.

A ti, por protegerme y asegurarte de que no me falte de nada.

A ti, por la educación y los valores que me inculcaste desde pequeño.

A ti, por las reprimendas cuando me portaba mal.

A ti, por darme lo mejor que tenías cuando la escasez estaba a la orden del día.

A ti, por perdonar mi actitud rebelde y la cantidad de estupideces que dije sin pensar cuando era adolescente.

A ti, por la paciencia y obligarme a estudiar cuando todos salían de botellón.

A ti, que me animaste y creíste en mi cuando te dije que quería estudiar ingeniería.

A ti, que no te gastaste un euro en tus caprichos y todo lo ahorrabas para ayudarme a pagar las matrículas de la universidad, a veces con segundas y terceras matrículas.

A ti, por tu comprensión al verme llegar a casa con la cabeza gacha por otro suspenso tras semanas encerrado estudiando.

A ti, por el apoyo incondicional cuando estuve a punto de tirar la toalla con la carrera de mis sueños por culpa de la frustración.

A ti, que cada noche que volvía a las tantas de la biblioteca me esperabas despierta, para decirme que me has guardado cena y darme las buenas noches.

A ti, por las lágrimas de alegría cuando me viste llegar con una sonrisa de oreja a oreja por haberlo conseguido.

A ti. Y sólo a ti. Que creíste en mi con fe ciega.

Por todo esto y más, hoy comprendo que la mitad de MI te lo debo a ti, mamá. Feliz día de la Madre.

¡Compartir es conocimiento!

ingenieroboss

Derívame y sabrás mi punto máximo.

Mis artículos - Website

Sígueme en mis redes:
TwitterFacebook