¡Compartir es conocimiento!

Cuando alguien piensa en el concepto contrabando, se le ocurre pensar en series de televisión, policías, narcotraficantes tan conocidos como Pablo Escobar… Pero la realidad actual de los túneles del tráfico ilegal ha evolucionado mucho, creciendo de forma exponencial en los últimos años y cambiando su forma tradicional. Actualmente se investiga a camellos, narcotraficantes y falsificadores de productos entre otros, pero a nadie se le ocurre mirar nunca al informático al final de la sala, callado, con su portátil, sin hacer nada “real” pero que ahí está. Un click. Un sólo click y acaba de mandar un cargamento de cocaína de Hungría a España; click de nuevo, acaba de comprar 5 kilos de ropa robada a una fábrica en Taiwan. Su objetivo es que pasen la aduana y vender el producto aquí.

Todo esto que te puede sonar a ficción, nos sirve como introducción para hablar de algo serio que actualmente estamos investigando: El comercio Ilegal en Deep Web. Primero hemos de definir la Deep Web como todo contenido que no puede ser indexado de forma natural en un buscador y que para introducirnos en sus datos es necesaria alguna herramienta especial como, por ejemplo, un proxy (Explicado de forma sencilla, es como si para entrar en una discoteca un amigo nos deja un DNI, una VPN es como si tuviéramos varios DNIs con nuestra foto y nombre pero de distintos paises “Burdamente explicado, no me matéis”) No nos vamos a anclar en el conocimiento de la red TOR, ya que con unos pocos minutos de búsqueda cualquiera puede acceder a esta red súper conocida y meterse en alguna de sus páginas.

En ellas podemos encontrar de todo: desde contenido normal y corriente que encontramos en cualquier web accesible por todo el mundo, hasta venta de drogas, armas, contenido pornográfico, pedofilia, o incluso contratación de sicarios.

deep web venta de armas ingeniero ingenieria

¿Y esto no se puede encontrar por Google? Sí, se puede. Y, si sale en Google ¿Por qué razón he de usar esta red para traficar? Bueno, en primer lugar, puede que no tengas que estar traficando, pero si aún con todo has decidido hacer un Breaking Bad estas redes suelen proporcionar cierto anonimato y en muchas ocasiones extremo. La red TOR es una de las formas más conocidas para el usuario medio que ha oído hablar de la Deep Web, siendo la única Deep Web que existe. Esto da ventaja para vender cosas en las Deep Webs alternativas menos conocidas como por ejemplo I2P, Freenet…

Comprar es sencillo y vender es sencillo y sólo necesitamos una cartera de Bitcoins (que es la moneda que se utiliza) o encontrar una que venda por ESCROW (pago retenido: compras algo y el dinero le llega al vendedor que no cobra hasta que confirmas que tus “armas nucleares” han llegado bien. Es entonces cuando desbloquean el pago correctamente y el vendedor recibe el dinero)  mediante tu moneda local (suele aplicarse a los compradores casuales).

Estos sitios a pesar de la mala fama que tienen suelen tener mejor calidad de ventas que la red normal (SURFACE); esto es debido a que para tener una cuenta de vendedor tienes que pagar en la mayoría de tiendas. Casi nadie se va a jugar el dinero para intentar estafarte unos euros y al ser con ESCROW en la mitad de los sitios se podría reclamar en el caso de que no llegara tu “plutonio” a casa.

Es aquí donde empieza el problema: llegas a casa tras un día duro en el trabajo y solo quieres abrir tus 14 kilos de harina… ¿Qué ocurre? Que en la puerta de tu casa no están tus juguetes, sino un amable señor que te va a preguntar por tus tendencias a pasar harina por la aduana.

La red TOR está controlada, y mucho, pero todo va encriptado y el anonimato es evidente, por lo que la deep web es un mundo idóneo para la legalidad.

Llegamos al punto de inflexión donde nombramos I2P, una Deep Web donde para acceder a la mayoría de los sitios necesitas una clave que se guarda en una libreta de direcciones dentro de la propia herramienta. Esto hace que tener una web en estos sitios sea más anónimo y seguro. Las tiendas en I2P están en auge, pero la diferencia es que en estas tiendas necesitas invitación para poder entrar y es bastante difícil conectarse a ellas.

Planteamos la pregunta. ¿Qué ocurre si creamos ahora una tienda, le pasamos en enlace a 4 personas y comerciamos entre nosotros? Que sería una red completamente anónima para el comercio tanto en I2P como en TOR. Por desgracia, así es como funcionan las tiendas ilegales que no son conocidas, webs que difieren de aplhabay y que venden todo lo que quieren bajo la ignorancia del resto del mundo.

En estos casos tenemos que alabar la actitud policial SIEMPRE, ya que para capturar a estas delincuentes que se esconden en los bajos fondos de internet, la policía necesita de muchos recursos, tiempo y estudio para, finalmente, acabar sin encontrar absolutamente nada.
Desde aquí animamos a realizar un buen gesto e invitamos que siempre que nos topemos con algún contenido ilegal que pueda perjudicar o dañar, reportadlo para que se elimine completamente a la Policía Nacional.

¡Compartir es conocimiento!

David Pacios Izquierdo

Investigador en ingenieria social aplicada y comercio ilegal en Deep Web, co-fundador de la Startup HCKUR. Autor del libro: "Ingeniería Social Aplicada: primera línea de defensa" donde recopila investigación para defensa de empresas y personas. Estudiante de ingeniería informática en la UCM (Madrid).

Mis artículos

Sígueme en mis redes:
TwitterLinkedIn