¡Compartir es conocimiento!

 

Puede que aún no hayas empezado a plantearte tu futuro, puede que ya lo tengas claro, estés seguro de querer esta ingeniería o cualquier otra, puede que estés dentro y te encuentres muy frustrado/a, o incluso puede que, aunque parezca mentira, ya hayas terminado.

Sea como sea, como alumno de esta titulación me gustaría comentar qué es lo que pasa entre las paredes de las escuelas de ingeniería, concretamente en las de informática; y con ello ayudar a decidir a los que aún no tienen claro dónde quieren entrar, ya sea para unirse a la informática o para huir de ella; para dar una palmada en la espalda y ánimos a los que ya están dentro sufriendo, y para dar la enhorabuena a quienes hayan terminado el grado. Como ya han dicho en repetidas ocasiones muchos de mis compañeros, lo primero que debes aprender es sufrir y superarte continuamente, el mundo de la ingeniería requiere de una capacidad de abstracción muy grande, pero si nos metemos en el campo de la informática, esto se vuelve primordial, debes saber trabajar con aspectos abstractos, lo primero que te colarán será seguramente la programación orientada a objetos (POO), y casi no sabrás a ciencia cierta qué es un objeto hasta que no hayan pasado ciertos meses; mientras programas, eres tú el que tiene que darle forma en tu cabeza a lo que estás tecleando, no hay fotos, no hay representación gráfica de las estructuras con las que estás trabajando, debes adaptar tu forma de pensar a lo que te estás dedicando.

Segundo punto a tener en cuenta: las matemáticas y la física SÍ son importantes y necesarias, tengamos en cuenta que los primeros que se dedicaron a este mundo fueron ingenieros, sobre todo industriales, matemáticos, y físicos. La informática es en gran medida electrónica, y para conocer la electrónica debemos conocer la física. La otra gran parte de la informática son, cómo no, las matemáticas, cualquier asignatura que vayamos a cursar, ya sea programación, lógica, inteligencia artificial, etc. Tiene una enorme base matemática detrás, sin matemáticas no habría informática.

En tercer lugar tenemos que conocer nuestro entorno de trabajo, así que también necesitamos aprender sobre computadores, arquitectura y estructura, cómo funcionan por dentro, y también sobre Internet, las redes son importantes, ¿cómo si no íbamos a saber qué sucede entre nosotros y al servidor al que le estamos haciendo una petición?

Llegados aquí, tenemos pinceladas de lo que nos vamos a encontrar, pero ahora viene lo más importante, y esto se aplica a cualquier ingeniería, no solo a informática: la determinación.

El principal factor para sacar esto adelante no son las asignaturas que tengamos, su grado de dificultad NI el talento de cada uno. No, somos nosotros. Si realmente nos gusta lo que estamos estudiando, no hay integral, circuito o programa que nos vaya a cortar el camino, no va a haber día que no pensemos que ha merecido la pena madrugar o trasnochar. La ilusión y las ganas son lo que marcan lo lejos que vamos a llegar.

Todo el mundo dice que debemos aprender a sufrir, de hecho yo lo he dicho unas líneas más arriba, pero pienso que a lo que verdaderamente debemos aprender es a disfrutar, a disfrutar de la sensación del trabajo bien hecho, aunque a veces cueste bastante llegar a esa sensación, a disfrutar de aprender lo que nos gusta, de que compile y funcione lo que hacemos, de sacar por fin ese problema en el que llevábamos días o semanas atascados.

Entramos aquí sabiendo que el precio del éxito es altísimo, que absolutamente nadie nos iba a regalar nada, y saldremos sabiendo sobreponernos a cualquier situación, con la satisfacción de poder afrontar cualquier problema y con más ganas de comernos el mundo de las que teníamos cuando empezamos.

No debemos venirnos abajo, no importa en qué encrucijada nos encontremos, debemos tener siempre en cuenta que equivocarse es bueno y que todo éxito es una sucesión de errores.

¡Compartir es conocimiento!

Juanmi Blanco

Estudiante de Ingeniería Informática del Software, colaborador en proyectos basados en Unity, interesado en sistemas operativos, lenguajes de programación, software libre y en todo lo referente a la lengua inglesa, intento de guitarrista en mis ratos libres. Amante de la programación, de la física, de las matemáticas, y de la buena música.

Mis artículos

Sígueme en mis redes:
Twitter