¡Compartir es conocimiento!

Esta semana veíamos como el escritor Frédéric Beigbeder hacía público un artículo donde despotricaba a los Ingenieros y que ha tenido mucha repercusión en la red. Os dejamos con el artículo (publicado de forma física)que hemos decidido pasar a digital y que los algoritmos hagan su trabajo llegando a todos los rincones del mundo.


Facebook ha censurado una foto de la guerra de Vietnam porque mostraba a una niña totalmente desnuda. Ha sido a causa de un algoritmo. Netflix te ofrece películas y series según tus gustos. De nuevo es a causa de un algoritmo. Google sugiere noticias relativas a los asuntos sobre los que has clicado previamente. Te encierran en una burbuja cognitiva. Un algoritmo es, como siempre, el responsable. El algoritmo es hoy el poder supremo. Fue un algoritmo quien derrotó al campeón del mundo del juego de go. ¿Podéis definir qué es un algoritmo? ¿No? Para vuestra tranquilidad, yo tampoco. Como todo buen periodista, he acudido a la Wikipedia: “Un algoritmo es un conjunto prescrito de instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite llevar a cabo una catividad mediante pasos sucesivos que no generen dudas a quien deba hacer dicha actividad”. Como veis, está mucho más claro. La dirección de los nuevos medios (Google, Facebook) está en manos de un robot que os hace creer que sois el jefe. Pero la publicidad está vendida. Estáis vendidos. Vuestros hábitos de consumo, vuestros gustos y colores están memorizados y en venta. Pronto, un algoritmo os dirá qué plato elegir en los restaurantes. O con quién tenéis que casaros. O a quién deberíais votar. Zuckerberg is watching you.

Lo he dicho a menudo desde la publicación de 13,99 euros, en 2000: desconfiad de lo que es gratis. Trabajáis por la cara para enriquecer a Facebook, Google, Instagram y Twitter .Todo el tiempo que pasáis navegando en Internet deberíais estar cobrándolo. En Matrix, el malo era un algoritmo, el agente Smith.

Lo que me fastidia de todo esto es que hemos dado las llaves del poder a frikiis y nerds. El mundo actual está en manos de tíos que no se han divertido en su juventud, frustrados sexuales que jugaban a videojuegos y pasaban el día frente a la pantalla de su ordenador. El planeta está en manos de informáticos con granos y gafas que no salen de sus casas y a los que les resbala la democracia o la vida privada. Mark Zuckerberg, Reed Hastings, Jeff Bezos y Larry page no bromean. Son tíos que se saben de memoria todos los diálogos de Star wars pero que tienen la misma imaginación que el agente Smith. Tíos que escuchaban Krafwerk pero ignoraban la existencia de Bob Marley -no sé si os dais cuenta de la gravedad de este problema-. Tíos a los que les dieron calabazas todas las chicas hasta que ganaron sus primeros mil millones de euros. Tíos que no saben bailar ni hacer surf, ni skate, ni break, ni follar. Tíos físicamente acomplejados que no han hecho otra cosa que masturbarse durante sus primeros 25 años. Los primeros de clase en mates, los campeones del algoritmo. Estos son los que hoy nos gobiernan. Bueno, casi.


En la fiesta de ICON del pasado octubre, estreché la mano de un tío joven superguapo, muy sonriente, que parecía un madelman -de hecho, Jean Paul-Gaultier y Carmen Lomana babeaban mientras le miraban-. Me explicaron que era Albert Rivera, presidente de Ciudadanos. Yo acababa de recibir el Premio ICON a la Agitación Cultural 2016 y me miró como si fuera alguien muy importante. Me encantó ese momento. Ese tío tiene 15 años menos que yo y algún día dirigirá vuestro país, ya os lo digo. En Francia tenemos un tipo equivalente que se llama Emmanuel Macron. Cuando uno está cansado tiene ganas de que el futuro se les parezca. Son tan perfectos, tan suaves, tan… limpios. Espero que no sean algoritmos.
Como poseedor de un Premio ICON 2016 no puedo terminar esta página sin darle las gracias a Eduardo Mendoza, que me la ha dejado en herencia. Tendría que haberlo hecho antes. Querido Eduardo, tienes toda mi gratitud. Tú, al menos, sé que no eres un algoritmo. Ningún algoritmo lleva bigote.

articulo informatica

¡Compartir es conocimiento!

ingenieroboss

Derívame y sabrás mi punto máximo.

Mis artículos - Website

Sígueme en mis redes:
TwitterFacebook